Primer Reto

I. Fomentar la participación de los hermanos y su implicación en la vida de Hermandad.

La participación de los hermanos es imprescindible para cumplir con nuestros fines como Hermandad, para poder ser el cauce que alimente la vida espiritual y apostólica de los hermanos, y un agente eficaz de evangelización en esta sociedad tan secularizada.

Para ello, estamos convencidos de que debemos promover la participación de los hermanos en los actos de culto, las actividades que la Hermandad organiza y, en definitiva, la vida de nuestra fraternidad.

Esa promoción debe partir de un mejor conocimiento y seguimiento de la situación de nuestros hermanos, a fin de que los actos y actividades que la Hermandad les propone, estén más ajustados a sus necesidades, sin menoscabo de lograr los fines esperados y siempre dentro de las posibilidades de la Hermandad. 

De igual manera, creemos esencial la participación de nuestros hermanos más jóvenes y pequeños. Para ellos, la Hermandad debe convertirse en una oportunidad para vivir e ir creciendo y madurando su fe en comunidad, a través de un Grupo Joven y/o un Grupo Infantil.

La implicación de los hermanos supone una materialización de su sentido de pertenencia a nuestra corporación. Su mejora y aumento, pretende buscar un mayor compromiso comunitario y apostólico, desde su vida de fe católica, en la Hermandad y, por extensión, en la Iglesia, que aportaría una riqueza en el número y la diversidad de dones al servicio de la Comunidad.

Para fomentar ese necesario refuerzo de la implicación, creemos indispensable el incremento de la presencia de la Hermandad en la vida de los hermanos, especialmente en aquellos momentos importantes de la misma, como la preparación para la recepción de sacramentos o la propia celebración de los mismos.

Todo ello lo llevaríamos a cabo utilizando los medios a nuestro alcance, especialmente realizando un uso más intensivo de los cauces de comunicación más cercanos e inmediatos, como pueden ser los que nos ofrecen las nuevas tecnologías de la comunicación, sin menoscabo de mantener los cauces habituales de información y comunicación.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: